Victor de Pol / Historia


Aunque hoy en día está descuidada, la tumba de la familia Del Valle es el lugar de descanso final de uno de los más importantes escultores en Argentina de un siglo atrás, Víctor de Pol. Él está aquí porque en 1910 De Pol se casó con Asimilda del Valle, la sobrina nieta del político Aristóbulo del Valle.

Nacido en Venecia en 1865, Víctor de Pol emigró a Argentina en 1887 a los 22 años. Había estudiado arte en su ciudad natal, en Florencia y en Roma. Ganó varios premios y fue recomendado personalmente por su último maestro, Giulio Monteverde, responsable de la estatua de la Crucifixión en la capilla del Cementerio y profesor de Dolores “Lola” Mora.

La ciudad de La Plata —la recién fundada capital de la provincia de Buenos aires— contrató a De Pol para añadir algo de belleza al elegante diseño urbano de Pedro Benoit. De Pol fue el autor de figuras en el Palacio de la Legislatura, algunos relieves, esculturas de los indígenas que estaban cautivos en el Museo de Ciencias Naturales (!), los bustos de doce importantes sabios y los tigres dientes de sable que resguardan la entrada del Museo

Mientras el presidente Sarmiento todavía vivía, De Pol fue invitado para esculpir un busto, que fue la imagen oficial del sanjuanino. Así que cuando Sarmiento murió en 1888, De Pol también fue comisionado para diseñar su tuma en el Cementerio de la Recoleta, con un cóndor encaramado en la cima

La obra más importante de Víctor de Pol es admirada por miles de personas cada día. Se trata de la Cuadriga ubicada en la cima y en el centro del Congreso Nacional. Tradicionalmente usada por los generales romanos al entrar en una ciudad conquistada, este carruaje tirado por caballos toma otro significado, con la Libertad llevando las riendas. Es un símbolo que se halla en todas partes, desde el Arco de Triunfo a la Puerta de Brandenburgo. Por supuesto, Buenos Aires necesitaba el suyo propio: